sábado, 21 de mayo de 2016

Los niños de Uganda pueden soñar con tener un futuro mejor gracias a la solidaridad de Pinturas Jotun

La marca de pinturas noruega, líder en color, muestra su compromiso con la sociedad y apoya los proyectos de la ONG Petits Detalls a través de la iniciativa “Happy Sundays”

Barcelona, 10 de mayo de 2016.- La solidaridad, la educación y la cultura son, cada vez más, factores clave para el desarrollo y para hacer frente a las desigualdades. Los niños en todo el mundo tienen derecho a adquirir los conocimientos, las competencias, y los valores necesarios para crecer y desarrollarse en un entorno que les proteja y que responda a sus necesidades.




Consciente de la importancia de la educación para el desarrollo sostenible y fiel a su compromiso con la sociedad, Pinturas Jotun, marca de pinturas noruega con sede en Castellbisbal (Barcelona), quiere poner su granito de arena colaborando con la ONG Petits Detalls. La compañía ha decidido sumarse a la iniciativa impulsada por Kiko Germain, un joven de tan solo 20 años que decidió cambiar su vida para contribuir a mejorar la sociedad.

A pesar de su edad, Kiko tenía un sueño: ayudar a los niños necesitados. Por eso, este joven de espíritu inquieto decidió viajar a África como cooperante temporal, hasta que se cruzó en su camino el orfanato Mupenzi, en Uganda. Las condiciones en que se encontraban los 42 niños que vivían allí impulsaron a Kiko a quedarse para ayudarles. Fue entonces cuando decidió crear la ONG, cuyo campo de acción se basa en la educación, la docencia y la formación profesional, así como la salud básica. Desde 2014, Petits Detalls (Pequeños Detalles) se dedica a promover proyectos de ayuda humanitaria y cooperación internacional en Uganda, al este de África. Se trata de uno de los países de África con más huérfanos, casi dos millones, y uno de los 25 países más pobres del mundo.




“Petits Detalls tiene como objetivo ayudar al mayor número de gente posible. Todos los que trabajamos en la asociación lo hacemos de manera voluntaria, con el fin de reducir los gastos de organización el máximo posible”, comenta Kiko. “A día de hoy, no puedo evitar sonreír al ver que los niños van a una buena escuela, comen tres veces al día, reciben atención médica privada y crecen en un hogar donde, gracias a grandes dosis de amor y alegría, pueden tener una vida más digna”.

Todo esto es posible gracias al compromiso de empresas como Pinturas Jotun, que apuestan por proyectos solidarios, apoyando con sus aportes las actividades de la ONG. A través de la iniciativa “Happy Sundays”, el último domingo de cada mes se convierte en una fiesta en la que los niños reciben un pequeño regalo de la mano de Jotun, como colores, libros, puzles o colchones. Todas aquellas personas que crean en este proyecto y quieran poner su granito de arena, pueden “hacerse amigos” de la ONG a través de su web: www.petitsdetalls.org y realizar aportaciones puntuales o periódicas. Otro modo de ayudar es comprando las pulseras solidarias de Petits Detalls, que pueden encontrarse en los distintos puntos de venta que colaboran con la organización y que se detallan en su página web. Cualquier detalle cuenta para que los pequeños crezcan con recuerdos bonitos

3 comentarios:

  1. cuantas empresas tendrian que tomar ejemplo

    ResponderEliminar
  2. Qué bonita iniciativa. Todos deberíamos poner nuestro granito de arena.

    ResponderEliminar