viernes, 8 de noviembre de 2013

Finca Constancia


¡¡Buenas noches!!

Hoy os voy a hablar de Finca Constancia







"No encuentro negocio más bonito que los vinos y a él exclusivamente me quiero dedicar"

Esta frase del fundador de GonzalezByass constituye el espiritu de la compañía y se ha transmitido de generación en generación durante más de 175 años.

Para Manuel Mª Gonzalez la constancia era una auténtica virtud tanto en la vida personal como en la elaboración del vino. Por eso llamó a su primera bodega en Jerez "La Constancia", y por eso, Finca Constancia, es el reflejo de la filosofia del fundador traducida al siglo XXI.

La bodega, una auténtica obra de arte rodeada de viñedos, fue inaugurada en 2006. Una bodega vanguardista, perfectamente integrada en el paisaje, donde el protagonista es el viñedo. La ubicación de la bodega en el centro de la viña, dónde 200 de las 230 hectáreas de la finca están plantadas con diferentes uvas nacionales e internacionales: Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Syrah, Cabernet Franc, Petit Verdot, Graciano, Verdejo, Cabernet Sauvignon Blanc y Chardonnay. También hay 3 hectáreas de Garnacha vieja, de unos cuarenta años de edad, que fueron descubiertas cuando se adquirió la finca.

Desde sus origenes Finca Constancia ha prestado especial atención a la investigación. En 2001 se plantó un jardin experimental con el objetivo de estudiar cómo las diferentes variedades se readaptaban a los diferentes suelos y condiciones climáticas.

La finca

La finca de 230 hectáreas, situada en el término municipal de Otero, provincia de Toledo, fue adquirida por Gonzalez Byass en 2001. Finca Constancia nace con una idea vanguardista de bodega y viñedo integrado, similar al tradicional concepto bordelés de los Château. El espíritu de Finca Constancia queda reflejado en la frase del fundador de Gonzalez Byass que, en una carta del 6 de junio de 1836, afirmaba: “No encuentro negocio más bonito que los vinos y a él exclusivamente me quiero dedicar”.




La finca está delimitada al norte por las estribaciones de la Sierra de Gredos y al sur por los Montes de Toledo, en las cuencas de los rios Tajo y Alberche. A 90 kilómetros de Madrid, la bodega se sitúa en un lugar privilegiado para el cultivo de la vid y con un altísimo potencial para producir vinos de calidad.  Es una región donde abunda el cereal, y la finca está rodeada de olivos, asó como de algunos viñedos viejos de Garnacha, podada en vaso, variedad tradicional de la comarca.
   
El clima de la finca es mediterráneo continental extremo, de fríos inviernos y calurosos veranos, con una importante variación de temperaturas entre el día y la noche durante el periodo de maduración.
  
Las precipitaciones son moderadas, de unos 500 litros al año, muy escasas durante el periodo de maduración de la uva, por lo que le atacan pocas enfermedades criptogámicas al viñedo. Por ello las uvas son más sanas y las vendimias de calidad muy regular.

De las 230 hectáreas de la finca, el viñedo tiene un área total de 200 que han sido plantadas en tres fases; 100 has. en el año 2001, 50 has. en 2002, 40 has. en 2006. Las variedades plantadas son: Tempranillo (70has.), Cabernet Sauvignon (37,5 has.), Syrah (35 has.), Cabernet Franc (10 has.), Petit Verdot (10 has.) y Graciano (7,5 has.), para los vinos tintos y, para los blancos, Verdejo (12 has.), Sauvignon Blanc (4 has.) y Chardonnay (4 has.) 
  
Podemos decir que el grueso del viñedo lo componen variedades tintas, de las que la Tempranillo es la principal junto a la Cabernet Sauvignon y la Syrah.  Mientras que en la blanca es la uva Verdejo las más importante en extensión complementada con las variedades Chardonnay y Sauvignon Blanc.

En 2006 se plantó una parcela experimental con numerosas variedades de uva y distintos sistemas de poda, vaso y espalderas, para valorar su adaptación al suelo y clima de la finca. Se plantaron cuatro bloques con numerosas variedades de uvas tintas de prestigio internacional: Garnacha Tintorera, Malbec, Zinfadel, Montepulciano, Barbera, Touriga Nacional, junto a las variedades mayoritarias en el viñedo.

Toda la viña está plantada en espaldera, que aporta un ciclo más largo de maduración y una mayor calidad. En mayo se procede a realizar una poda en verde, eliminando sarmientos y racimos con la doble finalidad de que maduren mejor así como que las hojas protejan mejor los racimos del excesivo calor veraniego. Al ser las espalderas altas se da un buen aprovechamiento de la luz solar, a la vez que crea sombra en la calle contigua durante los días más largos del verano.

La vendimia se desarrolla en 40 días, comenzando a mediados de agosto con las blancas Chardonnay y Sauvignon Blanc, y la tinta Tempranillo; la vendimia culmina a finales de septiembre con la Graciano, que es de ciclo muy largo. Entre medias, se vendimia la variedad Verdejo, Syrah, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot.

La bodega

Diseñada por el arquitecto Gonzalo Tello, ha sido concebida para poder trabajar de forma eficiente en ella, a la vez que se integra en el paisaje donde se ubica, contando con una tecnología vanguardista. Visualmente está dividida en tres módulos perfectamente diferenciados por los materiales que utilizan y que constituyen un fiel reflejo de las fases del proceso de elaboración del vino: el acero inoxidable –ala que alberga los depósitos de fermentación-, el cristal –donde se ubica la nave de embotellado- y la madera –que recoge la sala de barricas.




La bodega es de concepción moderna, con líneas puras y una estética vanguardista, que permite visitar las tres naves desde un pasillo acristalado sin interferir en los trabajos de la bodega.

El diseño del viñedo y la bodega permite controlar la trazabilidad de los vinos por la procedencia de la uva de cada parcela. De esta forma, se puede valorar la calidad de las uvas según los distintos tratamientos realizados, así como experimentar con diversa técnicas de cultivo y elaboración. Siempre se vendimian y elaboran cada variedad por separado, según van alcanzando el óptimo grado de madurez


Finca Constancia

Vino complejo. Coupage de seis uvas tintas





Origen: Vino de la Tierra de Castilla

Bodega: Finca Constancia

Tipo: Vino Tinto

Edad: Crianza

Añada: 2011

Graduación: 14%

Varietal: Tempranillo, Syrah, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Graciano y Petit Verdot

Elaboración: Elaborado a partir de las uvas seleccionadas de las variedades: Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Syrah, Cabernet Franc, Graciano y Petit Verdot. Vendimia manual en cajas de 20 kilos, selección en mesa de los mejores racimos. Despalillado y llenado de los depósitos por gravedad. Fermentación en depósitos de 13,500 litros con control de temperatura. Crianza de 13 meses en barricas de roble francés y americano.





Premios

Bacchus de Oro 2013

91 Puntos Parker

Plata en Femmes et Vins du Monde Monaco 2012, Oro en Bacchus 2012, Oro en Concours Mondial Bruxelles 2010, Oro en Premios Mezquita 2010

En boca es elegante, potente, sabroso y bien estructurado.

Maridaje

Ideal para acompñar carnes rojas, caza menor, quesos y embutidos ibéricos.

Guías de vino:

Guía Repsol 2012 91 puntos


¿Lo has probado?

Aquí lo puedes comprar



Síguelos







¡¡Muchísimas gracias Finca Constancia!!

1 comentario:

  1. muy conocido sus productos espero probarlos en breve
    guaci hernández

    ResponderEliminar